Recortes de Ignacio Rodríguez de Rementería / @micronauta

2007/11/20

El 2007 resultó como 1984?


Nunca pensé que Apple, la misma compañía que pariodió el libro de George Orwell 1984 para publicitar el Mac, podría convertir su promesa en la ironía mas grande y recordarnos de manera tan brutal que la publicidad puede ser tan engañosa.

Esta tarde la 'net comenzó a ebullir con el rumor. Ante la incredulidad, comencé a investigar al respecto y -si bien no tengo ni quiero tener uno para comprobarlo- la información que hallé es creible: el iPhone, al parecer envía a Apple información personal de su usuario. Posiblemente esto involucre incluso el IMEI (código único que identifica cada equipo telefónico de manera única). Ello ocurre al menos a través de dos programas que Apple pre-instala en los teléfonos: Stocks y Weather.

Y si alguien tiene una duda acerca de la legalidad de esto, resulta que es totalmente legal. El siguiente texto es parte del acuerdo al que uno consiente cuando comienza a usar el teléfono:
"When you interact with Apple, we may collect personal information relevant to the situation, such as your name, mailing address, phone number, email address, and contact preferences; your credit card information and information about the Apple products you own, such as their serial numbers and date of purchase; and information relating to a support or service issue."
Para hacerlo más entretenido aún, otro dato: aún no ha sido confirmado por fuentes múltiples, pero al parecer hay programas en Mac OS X que también hablan de manera inesperada con servidores de la compañía.

Por supuesto, no sólo Apple espía. Se acaba de encontrar un troyano (algo parecido a un virus informático) en discos duros Maxtor, que envían información a servidores en China, comunican nada menos que los contenidos del disco duro! Horroroso. Peligroso. Preocupante. Concretamente: Apple y Maxtor acaban de desaparecer de cualquier posible lista de compras para mi en el corto plazo al menos.

Pues independiente de que en esta era -en que todo está cada vez mas conectado- la privacidad total es una utopía, uno espera que se cumplan ciertas promesas tácitas. Por supuesto yo entiendo que Google si me da Gmail tiene acceso a mis correos. Pero el caso de una pieza de hardware, que se compra en una tienda, es diferente. Yo no espero a priori que esa pieza de hardware hable con un servidor de lo que yo estoy haciendo, con quién mas estoy interactuado y dónde estoy. Y si esa comunicación se produce, espero estar enterado de cómo, cuándo y quién.

Linkografía:
blog comments powered by Disqus