Recortes de Ignacio Rodríguez de Rementería / @micronauta

2008/01/30

Deconstruyendo la normalidad con Leo Maslíah


Frente a una audiencia que bordeaba el centenar, el compositor y poeta uruguayo Leo Maslíah, presentó anoche una selección de su repertorio, en la cual incluyó su genialmente disonante hit: Soy Un Compositor Contemporáneo.

Ante los asistentes por momentos atónitos, Maslíah hizo inteligente mofa de toda la sociedad y sus convenciones, pasando por las ofertas de autoayuda, Diego Torres y Utilísima, las clases de guitarra, la cirugía plástica y el culto a la imagen, llegando incluso hasta el colonialismo cultural y la Internet. Al más puro estilo de La Cuarta, podríamos decir que se salvó la presidenta por ser mujer.

Maslíah nació en Montevideo en 1954, y desde sus 20 años que ha venido sorprendiendo al público de América Latina con un estilo sutilmente irónico y de una inusual erudición musical y letrística. Sus obras instrumentales han integrado festivales de música docta y contemporánea, y tiene publicadas una treintena de discos y un similar número de libros, además de obras de teatro de su autoría. Fue nominado por la Fundación Konex entre las cien mejores figuras de las letras argentinas de la década 1984-1994.

El compositor y poeta refleja en sus letras -con un estilo especialmente anormal- situaciones cotidianas, mostrándonos con su pluma privilegiada que todos somos un poco anormales también, o sea que la anormalidad de algunos es en verdad la normalidad de otros. Esta interesante tautologia fue sugerida por el conocido actor Felipe Izquierdo quien es el dueño de casa Baco, lugar que recibió anoche a Maslíah en Santiago.

Momentos especialmente destacados:

  • El conocido estándar francés Hojas Muertas, dado vuelta a propósito -según dijo- de un "viaje al otro hemisferio", con la melodía invertida.

  • La Voz Del Medio, fuga de Mozart a tres voces, cantando "ésta letra sólo es un pretexto" y tocando la voz de arriba y la voz de abajo en el piano, impecable.

  • Un medley totalmente demente del Cascanueces, de Tchaikovsky.

Entre los asistentes ilustres se hallaba Eduardo Carrasco, Seguramente Maslíah en su cáustico estilo lo habría presentado como "miembro protagónico de uno de los grupos anteriormente conocidos como Quilapayún". Se vio también a Marcelo Comparini, Marco Silva, Carmen Prieto, y otras celebridades, en algunos casos bastante comprometidas con el establishment que Maslíah critica con su trabajo.

La casa Baco, (Av Perú 502, Barrio Bellavista) es un proyecto de Felipe Izquierdo, donde se combinan el teatro y la música en vivo con la gastronomía.

Leo Maslíah continúa sus presentaciones en Chile: hoy y mañana en La Casa en el Aire (Antonia López de Bello 0125, Barrio Bellavista), reservas: 735-6680.

Nota originalmente escrita para La Nación, con ayuda de Marcela Infante.
blog comments powered by Disqus