Recortes de Ignacio Rodríguez de Rementería / @micronauta

2008/02/27

Industria musical debate cómo sobrevivir en la era digital


Unos 500 actores clave de las discográficas y las nuevas empresas de música digital clausuraron hoy en Nueva York un foro, en el que trataron sobre cómo coexistir y sobrevivir en un momento en que el consumo de música es el más alto de la historia y los beneficios directos son los más bajos.

EFE/El País (descubierto por @caterine), complentado por Ars Technica / Nate Anderson .

La industria de la música se enfrenta a un momento desafiante de su historia: mientras los nuevos canales de distribución y la piratería hacen que la música esté más presente que nunca en la vida de consumidores, los ingresos de las grandes casas discográficas no evolucionan al mismo ritmo.

Con esta situación en mente y con el lema "La versión 1.0 de la industria musical ha muerto", el foro sacó en limpio varios puntos:
  • El DRM está obsoleto.
  • Un modelo de precio por servicio o tarifa plana podrían ser el camino a seguir.
  • Sitios de escucha en línea con publicidad son jugadores legítimos.
  • La música "independiente" es más del 30% de las ventas.
  • Napster está alcanzando el punto de equilibrio.
  • La industria de la música es un bastión de creatividad y expermimentación.

"Está claro que el mundo de la música está cambiando, la cuestión está en cómo debemos nosotros abrazar este cambio", aseguró Ted Cohen, presidente de Mobile Entertainment Forum y ex ejecutivo de EMI. Para Cohen, , que particpó como moderador en el foro, el principal reto al que la industria se enfrenta es "un cambio de mentalidad". Indicó también que "Las casas de discos ya han dejado de poner las normas y tienen que arriesgarse en este negocio. Deben cambiar y cooperar".

Qué mejor frase para confirmarlo que lo dicho por Thomas Hesse de Sony BMG: "la próxima gran cosa es una decena de cosas".

El asunto de los derechos de autor y cuál debe ser el coste que debe pagar el consumidor para escuchar música son otros de los asuntos que han suscitado más polémica entre los participantes del evento. Por estos días, es tema de debate en el senado de EEUU, y sería tiempo que también en la legislatura chilena se aborde el tema, para proteger a una industria que está en riesgo: la de la música chilena.

Se puede ver la versión completa en El País y el artículo en Ars Technica.
blog comments powered by Disqus