Recortes de Ignacio Rodríguez de Rementería / @micronauta

2008/03/11

Anti-publicidad para un asesino de perros


Hay un personaje, que escudándose en la excusa del arte, asesina perros. Si sabes o no quién es, por favor olvida su nombre y todo acerca de él, pero antes, tu buena acción del día: firmar una petición para que no lo admitan en la Bienal Centroamericana Honduras 2008

Ahora bien, me pregunto por qué ningún otro artista o alguien del público tuvo la prestancia de liberar al perro. Es como lo contrario a lo de los peces.

4 talkbacks:

Roberto Arancibia dijo...

Uf, esto se arrastra desde Septiembre del año pasado. Y sorry Ignacio, pero no va a a presentar la misma obra en la próxima Bienal.
Independiente del hecho que el tipo me parece un huevón, la declaración está aquí:

http://www.marcaacme.com/articulo-view.php?id=275

Pero dale, el mundo necesita expiar sus culpas! Todos los días mueren miles de niños en Africa por enfermedades perfectamente curables, y a nadie le importa, no se ven bien en la tele, tan negros y flacos, tan políticamente incorrectos, tan llenos de moscas. En cambio las focas bebé, tan lindas, y las ballenas, tan inteligentes, y otros como la "obra" de este Vargas, que se convierte en noticia porque mete al perro vagabundo a morir al Museo, y afuera siguen muriendo miles, todos los días, y a nadie le importa.

Sorry por el exabrupto, también necesito expiar mis culpas.

Pamela Albarracín dijo...

el huevón en un imbécil asesino desgraciado.
ya firmé.
estoy indignada

@micronauta dijo...

Entiendo a lo que te refieres Roberto, hay atrocidades tanto más grandes. Pero ¿qué tiene que pasar para que alguien diga algo? La siguiente vez será con un niño?

En mi temprana adultez lidié con ese problema. ¿Cómo podíamos oponernos a una dictadura cagona que sólo había matado a un par de miles? comparada con lo de Argentina éramos un chiste, pero había que hacerlo. ¿Cómo podíamos pararnos y luchar por una educación precaria, cuando hay otros países con escolaridad cero? También había que hacerlo, y lo hicimos.

El hecho de que haya más miseria al otro lado del mundo no quita que podamos hacer algo por la miseria más cercana, aunque sea una miseria más pequeña o más grande. No es un problema cuantitativo.

Especialmente porque lo central no es la miseria del perro, es la miseria del alma, la del artista que lo deja morir o lo mata, la del público que deja que el artista lo mate, etc.

El perro es una excelente metáfora de nosotros mismos. Así como ellos, en su sencillez nos adoptan como su familia sin hacernos preguntas, nosotros podemos hacernos cargo de ello y cuidar, porque es una manera cuidarnos nosotros mismos. De hecho hay películas que usan el perro como reflejo de nuestra sociedad. De hecho trabajé en una de esas películas.

Así como A 50cm del Suelo no es realmente sobre los perros si no sobre lo que nosotros hacemos de ellos -y de nosotros mismos-, pasa lo mismo con la tontera de este huevón innombrable, en el arte se retrata, retrata a la sociedad, nos retrata un poco a todos. Pienso que si nos quedamos callados, si dejamos morir al perro como lo hizo él, entonces somos un poco igual que él.

gracia dijo...

Qué fuerte ésto!!! Qué manera de traspasar la línea. Ni que no existieran otras formar de llamar la atención de las personas. Claro que cuando la idea proviene de un bestia, está claro que su arte??? (y una mierda...(perdón)), irá dirigido a otros bestias como él. En fin,me indigné.

Publicar un comentario