Recortes de Ignacio Rodríguez de Rementería / @micronauta

2008/04/24

Peligra la industria del conocimiento .cl ¿y tu qué harás al respecto?


Hoy dije algo que podría resultar impopular en la twitósfera local... no me sorprendería ganarme el UNFOLLOW award por parte de más de algún twitero aspiracional a primer mundista.

Y es que queramos reconocerlo o no, vivimos en un rincón del mundo de poca relevancia mundial, y nuestros gobernantes no nos han defendido muy efectivamente de la desigualdad ante grandes potencias económicas. Chile no solamente tiene cada vez menos industria en el ámbito de los bienes materiales, si no que además está depredando a su medio ambiente y sus habitantes en función del interés de los empresarios. Como resultado, peligra la riqueza cultural de nuestro país, un importante aspecto de nuestra calidad de vida.

Eso, que pasa en todas partes, aquí pasa más. Es así como hoy, en el contexto del Seminario Acceso a la Cultura, entendí que nuestra clase política ha hecho pagar el precio a artistas e intelectuales -usando el derecho de autor y la subvención como moneda de cambio- para un tratado de "libre" comercio con Estados Unidos, que más beneficia a empresarios que a habitantes en general.

Por razones que desconozco, los gobernantes de Chile parecen estar más cerca de la clase empresaria que de músicos, científicos, novelistas, poetas, etc. Ello, además de probar que la lucha de clases aún existe, prueba otra realidad de la cual no me había dado cuenta: nuestro actual régimen político-administrativo-económico, no contento con la precaria industria nacional de ámbito físico, también está destruyendo las industrias locales de lo intangible, del conocimiento, de la cultura.

Cuando digo "cultura" no me refiero al precario altruismo cultural que tanto se ve reflejado en las políticas a todo nivel, no hablo de los "carnavales culturales", si no entendiendo lo cultural como el ámbito relacionado con medios de noticias, socialización y entretenimiento.

En este contexto, la precariedad de la educación chilena a todo nivel es sencillamente coherente, y de paso el desmantelamiento de la pequeña y vulnerable industria cultural pareciera inevitable. Lo mismo la demolición de lugares significativos de nuestra historia cultural.

Entonces, y respondiendo a la pregunta de @penelopeglamour , es hora de que nos pongamos las pilas, las faldas, los pantalones, los CMS, las canciones y todo lo que tengamos a mano en la web para invocar a las autoridades y los aspirantes a la siguiente generación del poder en democracia, para asegurar que no se permita dicha muerte.

Al rescate el poderdigital.cl

Yo también como sushi, uso iCosas, tengo Mac, amo NYC, etc., pero nuestro país me importa, por eso vivo en él, para mi no es una condición, es una opción, podría estar viviendo en varios otros. Y desde mi particular lugar en esta larga y angosta franja de tierra quiero hacer algo porque videos como el que muestro a continuación y el que mostré hace algunos días me dan más que verguenza, me dan miedo y pena, no corresponden al país el el quiero quiero vivir, el país donde decidí quedarme, donde voto, pago impuestos y trabajo.

Porque si, es cierto que hay problemas de infraestructura, salud pública, distribución del ingreso y administración de justicia que son graves, que están más abajo en la pirámide de Maslow y son prioridad. Pero también es cierto que en el mundo que viene: lo intangible y la calidad de la cultura de un país serán cada vez más relevantes y afectarán de manera cada vez más directa la calidad de vida. Y eso lo sabemos muy bien quienes desarrollamos esta vida digital, cuando por ejemplo salimos al extranjero para poder educarnos, entretenernos y e incluso hacer negocios.

Por eso, se vienen noticias importantes sobre web 2.0, participación ciudadana y política. Por eso me haré parte de actividades que vienen, aportaré mi grano de arena junto a gente como Paulo Saavedra, invocaré a gente como @francotirador, invitaré a todos a ser parte, ya no porque sea interesante, porque yo sea geek, ni porque es mejor hablar por IM que usar el teléfono o colaborar en un foro electrónico que cruzar la mitad de la ciudad para una reunión, si no porque es necesario, para que seamos cada chileno lo máximo que podemos llegar a ser. Es la sociedad de la información, y tenemos que hacer esfuerzos activos para ser parte de ella.

Y si alguien duda de dicha necesidad, que vea este video, donde se ve que hasta una persona muy sencilla -pero sumamente despierta- tiene más clara la película y los principios que algunos de nuestros ilustres gobernantes, secos para los negocios, pero que han dejado de lado a sus empleadores, nosotros.



¿Y tu qué harás al respecto?
blog comments powered by Disqus