Recortes de Ignacio Rodríguez de Rementería / @micronauta

2012/04/20

Cada futuro community manager debe pasar por hallar su voz


En el contexto del taller para la formación de gestores de comunidades digitales o community managers, luego de superar los temas tácticos y técnicos de tener una presencia online (típicamente un blog), surge el necesario paso siguiente: desarrollar una identidad personal online.

(Nota para los padawanes: ahora viene la parte más importante de este semestre en el ramo: se les ha pedido a cada uno crear un blog, y lo han hecho en el sentido técnico, pero eso es sólo el 10% de tener un blog; ahora hablaremos del "último 90%", que comienza hoy pero no termina nunca. Lo mismo es aplicable para toda presencia personal pública online incluyendo Twitter, Facebook, etc.)

En 1999, cuando los blogs estaban recién apareciendo, Philip E. Agre propuso la necesidad del participante de la sociedad de la información de tener una voz, y esa propuesta es la que podemos acoger hoy como una metodología para aprender a desenvolvernos en lo público.

El valor de lo personal

Cada uno de nosotros tiene inquietudes, opiniones, proyectos, ideas, idealmente esos proyectos se relacionan con lo público de alguna manera. Esa unicidad es un punto de vista único sobre cualquier asunto que abordemos, y con ella un otro puede empatizar e interactuar, alimentando la autorevelación, una importante tendencia humana (Javier Velasco M.) que alimenta la sociabilidad online desde antes los inicios de la Internet.

El valor de lo comercial

En el extremo contrario tenemos aquello que está carente de lo personal pero no carente de identidad. Tomemos por ejemplo una agencia de noticias: Reuters, la palabra es sinónimo de información oportuna y confiable desde cualquier lugar del mundo. Cuando uno veía Reuters encabezando una nota en un papel del siglo pasado, sabía que la información sería certera y tendría cierta objetividad periodística. Pero uno también sabía –y aún sabe– que Reuters aportará poco sobre vivencia emocional del periodista que redactó, y que Reuters no contestará preguntas acerca de lo que sucedió.

La síntesis: tu voz

La experiencia de quienes hemos mantenido y observado presencias online, es que el éxito mayor en este paisaje lo consigue quien encuentra el punto donde lo personal aporta una identidad a la vez que el foco y experticia en determinados temas aporta autoridad. Encontrando ese foco todos podemos ser un Leo Prieto, por decirlo de alguna manera.

Personal (privado) --- Óptimo --- Público (marca)

Cuando cada uno de nosotros trabaje para una marca de terceros, estaremos más cerca del extremo comercial. En contraste, un diario de vida sería el extremo contrario: lo privado. Seguramente alguno de ustedes ya ha visto ejemplos extremos de las dos cosas, por un lado sitios con texto o fotos que revelan una gran intimidad y que son de poco interés masivo, y por otra parte presencias online de marcas tanto o más frías que Reuters.

Entre estos dos extremos hay un óptimo, donde construimos una voz cuya autoridad sobre algún tema va creciendo, sin perder la sociabilidad propia del punto de vista y la interacción personal. El desafío es encontrar dicho punto, hallar nuestra voz y empezar a usarla, porque es esa voz la que pondremos al servicio de un tercero cuando seamos los encargados de una comunidad, por muy cerca de lo comercial que estemos, el éxito en las comunidades online pasa por ser auténtico, por dar la cara, por sacar la voz.

Esto permitirá:
  1. tener una presencia focalizada y efectiva en el paísaje de los medios participativos y comunidades digitales, invertir en ella aporta a nuestra empleabilidad, y
  2. entender y ejercitar la empatía y la interacción (el "engagement" que algunos mal traducen como "compromiso")
Al principio puede resultar árido, podemos sentir que estamos solos en un vacío disponible para millones pero leído por ninguno, pero basta con que unos poco vayan conectando con lo que aportamos (palabra fundamental) y se comienza a dar una virtuosidad que llevará a lugares insospechados, pero productivos.

No es algo que sucede de la noche a la mañana; en mi caso comencé en 1996 y creo que aún no la encuentro del todo, pero lo sigo intentando. Humildemente, comparto algunos posts desde la prehistoria hasta hoy donde creo que saqué algo de voz, y que además guardan relación con los temas que nos convocan en la carrera de "community manager".
blog comments powered by Disqus