2006/03/16

Con-memorando 1: mi papá


"la muerte te tocó con su campana" es la frase que eligió mi papá para hablar de la muerte de Víctor Jara, hace casi 33 años. Hace exactamente diez años mi papá murió. Recuerdo que cuando me avisaron, no quise llamar por teléfono y contarlo. No sabía qué decir. No hallé las palabras precisas esa noche que supe, ni hoy tampoco las hallo, pero puedo y quiero hablar un poco de él, de cómo pienso en él y cómo me lo encuentro.
  • A veces pienso en cómo habría sido pasear con él otra vez por Paris o Niza, o poder llamar por teléfono para preguntarle qué hacer cuando tengo alguna disyuntiva existencial, como hoy.

  • A veces, entro a algún local en Valparaíso y me encuentro con alguien cantando una canción de él, o con una obra visual de él en una pared.

  • A veces mi madre me dice "ahh... eres igual a tu papá".

  • A veces veo el color de su piel o sus ojos tímidos cuando miro a mi hermana Eleonora.

  • A veces hasta me parece ver una cara parecida a la de él cuando miro en el espejo.
El punto es que, a menudo me encuentro con él, de una manera u otra. Curiosamente cada vez más. Será que el tiempo nos va juntando, ya que él se quedó congelado en la memoria de tanta gente y lugar y música, mientras que yo voy envejeciendo hacia su encuentro? Como habría de esperarse en un caso como éste, tengo mas preguntas que respuestas. Y creo que ni siquiera tengo aún todas las preguntas.

Osvaldo Rodríguez Musso, incipiente arquitecto, perseverante escritor, emotivo profesor, apasionado izquirdista casi toda la vida y bastante crítico del izquierdismo gran parte de ella, reconocido cantor y sorpresivo dibujante, esposo y padre varias veces, trabajó de chileno y otras cosas en Europa desde 1973 hasta 1996, año en que se reinstalaba en Italia luego de un intento de volver a vivir en el litoral central de Chile, con vista a su bahía preferida.

No faltan quienes interpretan su dramático gesto de morirse como el resultado de la poca acogida que tuvo al tratar de insertarse en el país, con el cual soñaba tanto desde el exilio. Pero quienes le conocieron más saben que detrás de su talento para el drama se escondía un tipo que sabía pasarlo bien, que terminaba siendo el alma de toda fiesta con sus historias y canciones, algunas reales y otras menos sólidas que un duende transparente, pero así de entretenidas.

Tuvo una linda vida, que habría sido mucho mas corta a no ser por la valentía de Jacques d'Arthuys –agregado cultural francés en Valparaíso– que le llevó en el maletero de su auto a la embajada Argentina en 1973. Su vida transcurrió por casi tantos parajes como para merecer el apodo de "Gitano", que tenía desde antes. En Chile y el mundo conoció linda gente como a mi mamá (Chantal), como a la mamá de Eleonora (Silvia, que es alemana pero re chilena), como a Caetano Veloso, Julio Cortázar, Salvador Allende, Carlos Puebla, Violeta Parra, Víctor Jara, "Pony" Micharvegas y Joaquín Sabina. Vivió en Paris, Rostock, Göttingen, Praga (con Viera) y varias ciudades más. Compartió el oficio de músico exiliado con Patricio Manns, Ángel Parra, José Seves, Jorge Coulon y otros Intis, Eduardo Carrasco y otros Quilas, Claudio Parra y otros Jaivas ("cuando el río suena, es porque trae un piano")... y por supuesto no puedo dejar de mencionar al adorable "Payo" Grondona, a Liliana y a Carlos Smith. Fue gran amigo de Lala Salamanca y Jaime Venegas –quienes además tuvieron la notable cualidad de ser grandes amigos de él–, también tuvo una relación muy linda de amistad con mi abuela, con un alemán maravillosamente lúcido llamado Thomas, con un frances llamado Jean, con Juanita (que es chilena pero a veces pareciera alemana) y su prima Fernanda que siempre lo retaba por una cosa u otra... seguramente se me escapan nombres, pero se me vienen a la mente algunos otros: Nancy Morris, Viviana Larrea, Carlos Necochea, Jaime de Aguirre, Alejandro Lazo, Nelson Osorio, Fernando Alegría... en fin. A toda esta gente, por si alguno me lee, doy las gracias por haberle acompañado y cuidado y por recordarle. Cualquier cosa que necesiten, yo estoy aquí. Cerca.

Hay más info biográfica en este link

Valparaíso, 16 de marzo 2006.

12 talkbacks:

Loreto dijo...

que lindo, no sabía que era tu papá.
beso

paloma dijo...

Dejo mi luz en tu luz y en la nuestra /P.

Anónimo dijo...

Hola hermano =)

Está re bueno lo que escribiste
A mi me pasa algo parecido.. ultimamente siento que nuestro papá me ha a compañado mucho, aveces hasta siento que me habla, como hace algunas semanas por ejemplo, cuando estaba sola en casa de la tia Coca y me puse re mal porque habia peleado con alguien. Estaba acostada en la pieza de mi tia, me sentia re mal y lloraba, hasta que escucho una voz familiar, que me decía que no estuviera mal por personas que no me valoran, que tenía que ser fuerte y ponerme de pie y seguir adelante, lo escuché muy claramente, y me sentí mucho mejor..
O el dia despues de mi cumpleaños, cuando estaba alrededor de las 3 de la mañana en el pc, y la silla de al lado se acercó sola hacia mi, claro que me dio un poco de nervio y llamé a una amiga para tranquilizarme, y mientras hablaba con ella escuchaba mucho ruido en el pasillo, y los gatos andaban re nerviosos.
En fin, me han pasado cosas asi ultimamente, yo creo que quiere decirme algo, aunque no tengo muy claro qué...
Hoy volví a ver la película Yellow Submarine de los Beatles, me trajo muchos recuerdos de cuando estaba con mi papá aun, cuando caminabamos por el condominio en Italia e inventábamos cosas chistosas.. es lindo acordarse de eso, para que voy a estar mal si se que me quiso y me quiere mucho, hay que recordarlo con alegría
En fin.. eso era =)
Te quiero demasiado ! Espero verte pronto por estos lados

Anónimo dijo...

Parece que llego bastante tarde a esta tertulia quasi-familiar:
Me emocioné con tus palabras, Ignacio, y alegro que hayas dejado esas palabras flotando en el aire... Para mi fueron días en que hubiese querido hacer muchas otras cosas que las que tenía que hacer. Sin embargo, Osvaldo se aparecía en los momentos menos pensados, en medio de todo el trabajo: los médicos en el congreso, de Francia, de Paris, un reencuentro con dos personas maravillosas que no veía desde los tiempos en que vivíamos juntos aquí, otro ser maravilloso en Chiloé que me asegura de que al Gitano no sólo se le conoce en Valparaíso, sino también en la Isla... y como no podía hacer nada para conmemorarlo en el décimo aniversario de su muerte, declaré para mi misma este año el Año del Gitano: vamos a ir de la mano y dar a conocer de él lo que todavía no se conoce...
Silvia

Anónimo dijo...

Cuántas cosas, Ignacio, cuántos recuerdos... Antes de conocer aún a tu padre y al Payo, ayá por 1973, cuando los hermanos chilenos fueron llegando a este Buenos Aires, donde aún se respiraba democracia, -aunque ya se véía venir la oleada dictatorial de América LAtina-, llegó como estudiante exiliado a la Facultad de Medicina, donde yo estudiaba, un tal Lalo (los apellidos en esa época no importaban), que me enseñó una canción hermosa, que yo llevé como número uno en mi repertorio por las partes del mundo en las que me tocó andar: Valparaíso. Y, por supuesto, me habló maravillas del Gitano...
Después vino el secuestro, la persecución, el exilio propio, y quiso la providencia que mi camino se juntara al del Payo por unos cuantos años... Y ahí conocí a tu padre, -su hermano, como Payo lo sentía. Por su parte, antes de conocernos y en tierras más lejanas, sentados una noche en una taberna, tu padre cantó su canción, y un argentino médico que estaba allí (donde no abundaban ni argentinos ni chilenos) se emocionó al recordar que esa canción, cuyo autor él ignoraba, la cantaba una novia que había tenido de estudiante y que había partido al exilio a Alemania... esa era yo. Las vueltas de este pequeño gran mundo.
He buscado las fotos y encontré algunas en Karl-Marx-Stadt, durante una visita, con una perra galgo afgano, la Firne, y he sonreído en silencio recordando esos días compartidos...
Gracias, Ignacio. Es lindo, tan lindo, encontrarlos familia, a tí, a la Chanmtal, conocidos por mí a través de Osvaldo, a Eleonora y a Silvia, a quienes no conocí y hoy siento tan amablemente como esos recuerdos...
Gracias, Ignacio. Salgo para mi trabajo, por suerte para tí, porque de lo contrario seguiría escribiendo...

lalalilas dijo...

Ignacio, cuantos recuerdos ház traído a mi día a día. Tus palabras me han emocionado y alegrado. Estamos aquí extrañando al Gitano y a Jaime que ahora tendrán largas tertulias quien sabe donde. ¡Ah! que hermosas veladas vivimos junto a un buen vino,a la poesía, a la música y anecdotas. Cuantas veces compartimos los silencios como una verdadera comunión de almas.
Convivir y compartir una amistad de primera con tu padre, ha sido un honor y una hermosa lección de vida para los Venegas Salamanca.
Aprovecho de enviar un abrazo a Silvia y Eleonora y para tí mis infinitas gracias por hacer palabras los recuerdos.

Anónimo dijo...

Para ti Gitano, tu familia y la mia... ( encontre esto en mi cuaderno de esos años)

Cuando fui pequeña
tu voz lleno los espacios, mientras
un viento llenaba tu historia
y la nuestra desde el comedor.
Tu ya no estabas en la tierra
pero el pais se dibujaba
entre tus notas, los versos
y hablabas los perfiles
que mis años aprendian.
Con el tiempo, tu voz
se hizo mas cercana, supe mas de ti y vivi los olores
que tenian tus palabras.
Asi, hasta que todo cambió y tu te sentabas en el comedor
de la Reina y yo acá, lejos del sol...
Pero tu manto y tu palabra de amigo, llego a mi lado
apesar de geografias y destiempos.
Saberte entre los mios
te hizo aun mas hermano
y asi nos hablamos, nos leimos y nos regalamos dibujos y soledades.recuerdas?
Ahora haz partido de nuevo
a otros vientos que llevan tu voz
y que yo , secretamente
entre las velas cobijo
asi como tus libros, como tus cartas, Si, nos quedamos sin ese abrazo de piel,
Si, nos quedamos con mucha tinta en las manos sin usar,
pero nos encontramos el alma
en un esenario tácito del tiempo
y nos abrazamos,
si, ... nos abrazamos,

A ti siempre, Señor del lago de los Dioses............
( abril 96, gotemburgo, suecia)

Silvia, Eleonora,Ignacio....
El Gitano pa mi es un singular eje de mi vida, soy la MAriló Venegas Salamanca, y sé que el Jaimono a su partida, tomo la mano que esta vez el Gitano brindo para él, como bienvenida a este otro lugar. Estoy segura que deben estar haciendo recuerdos y mirandonos desde el prisma magico de sus almas.
Que parcito eh?!!!!!
un beso para ti Silvia, Eleonora e Ignacio. Y sobretodo , alzo mi copa por la amistad sin fronteras ni tiempos, salù, por ti Gitano, y por mi Padre y mi Madre, LALA Y JAIME ....un beso de la Mariló desde gotemburgo, suecia...Una Venegas-Salamanca, SALÙD !!!!
gotemburgo, suecia, 1/4/2006

Vestal dijo...

Tengo un manojo de cartas que esperan por tí

Ruy Fernando Barboza dijo...

Caro Ignacio,
deseo comunicarme con Pony Micharvegas, que tuve el honor de recibir en Brasil, en la epoca, anos 70, por pedido de un amigo de los dos, Alberto Carbone. Sabes como puedo contactar a Pony?
Mi e-mail es ruyfernando7@hotmail.com - mi nombre, Ruy Fernando Barboza. tengo aún un blog - pensamentos divergentes - http://ruyfernandobarboza.blogspot.com

Anónimo dijo...

Liebe Silvia, liebe Eleonora,
ich bin sehr froh, Euch hier gefunden zu haben. Bitte meldet Euch bei mir. Gerade habe ich alte Videoaufnahmen durchgesehen und digitalisiert. Im Sommer 1992 hatten wir Euch auf unserer Reise zum Filmfestival in Pesaro in Bardolino besucht und es gibt einige Aufnahmen davon, die ich Euch gerne geben möchte.
Osvaldo hat in den 70er und Anfang 80er Jahren oft bei uns gewohnt, wenn er in Berlin war, und wurde mir einer meiner engsten und wichtigsten Freunde, egal welche räumliche Entfernung und welche Grenze gerade zwischen uns war. Immer war die Gitarre dabei und immer hat er gesungen wenn wir uns trafen. Aber auch seine Bilder mag ich sehr. Zwei hat er mir geschenkt nach einer Ausstellung in Berlin-Kreuzberg.
Das Leben hat uns durch seinen Tod getrennt. Ich habe das lange nicht akzeptiert und werde es wohl auch weiterhin nicht. Zu nah ist mir sein Lachen, zu nah der Klang seiner Stimme, zu gemeinsam die Gedanken, die wir teilten.
Bitte meldet Euch!
michael.kann@gmx.de
Euch und Eurer würdigen Mutter und Großmutter Frau Rühl bin ich nur sehr kurz begegnet. Aber ich habe und benutze zuweilen noch eine Badehose aus Bardolino, die irgendwer dort mal im Hotel vergessen haben muss.
Umarmung, wenn Ihr es mir gestattet,
Michael Kann

Vestal dijo...

por si acaso aun les interesa, tengo aproxiamdamente 20 cartas del gitano que me envio desde italia y alemania, algunas manuscritas y otras escritas a maquina. La ultima misiva la recibí como 15 dias antes de que falleciera. Hay una linda amistad retratada en esas misivas, donde ademas el me cuenta muchas de sus diversas vivencias, que creo que a mas de alguien de su familia le gustaria leer en primera persona ...

Vestal dijo...

un abrazo...

Publicar un comentario