Recortes de Ignacio Rodríguez de Rementería / @micronauta

2008/08/20

La Internet del futuro podría ser gratuita


¿Cómo? Muy simple. Existe tecnología, conocida como redes "mesh", donde cada nodo es a la vez un ruteador, y le da conectividad a los otros nodos.

Por estos días, la 'net se estructura como árboles, grupos de computadores (ejemplo, la red de una oficina), se conectan a un ruteador (en inglés router) el cual provee conectividad al resto de la Internet, mediante un enlace privado. Similarmente, la Internet móvil consiste en terminales portátiles que se conectan a antenas que proveen conectvidad. En este modelo, los enlaces que dan lugar a la conectividad son provistos por empresas especializadas, y se paga por usarlas.

En cambio en una red mesh, los nodos se rutean todos entre si y no dependen de un tercero. Esto significa que -si dotáramos a un gran número de routers domésticos y terminales móviles de capacidad mesh (un upgrade de software), mucha gente podría comunicarse entre si usando la nube mesh, sin necesidad de pasar por un servicio pagado.

Hoy Google lanzó "freetheairwaves", proponiendo que en EEUU el espectro electromagnético desocupado se utilice para dar acceso a Internet.

Si bien Google no habla de redes mesh en este momento, la red mesh no es más que un cambio de software en cada nodo, una vez que existe uso libre de conexión de datos sin cables, capaz de cubrir distancias largas, se podría producir una creciente des-dependencia de las compañías de telecomunicaciones.

Bonita idea ¿cierto?

No será fácil, cosa de ver lo que pasó con el OLPC y su capacidad de trabajar en modo mesh. Casi nadie sabe de esa capacidad, y de eso se seguirán encargando las empresas de telecomunicaciones y sus aliados, los medios de comunicación masivos.

Pero Google tiene la ventaja de que no tiene intereses importantes en las comunicaciones tradicionales, su negocio no es ser dueña de cables y espectro electromagnético, entonces ha dado este salto, siguiendo los pasos que anteriormente dio Apple solicitando la autorización de bandas ISM. Apple al final tiró la esponja y se alió con AT&T. Google en cambio ha sido particularmente poco complaciente con la competencia de AT&T, Verizon, y sus planes con T-Mobile para Android no parecen incluir una relación muy cercana ni exclusiva.
blog comments powered by Disqus