Recortes de Ignacio Rodríguez de Rementería / @micronauta

2009/03/15

¿Puede Twitter sobrevivir a lo que está a punto de pasarle?


Hace unos minutos me encontré con un post de Nova Spivack, que me pareció pertinente comentar y compartir. Guarda relación con el crecimiento explosivo de Twitter.

Al principio de sus tiempos, Facebook era una plataforma naturalmente limitada al ámbito académico, gente que tenía una capacidad muy grande para aportar contenidos, que tenía poco tiempo para el ocio o al ruido, formó rápidamente una comunidad (y segmentos) de alto valor para sus usuarios.

Con la masificación de Facebook, se llenó de personas, con legítimo derecho a interactuar, de una relación señal-ruido muy diferente. Paralelamente, los propietarios de Facebook desarrollaron funcionalidad de negocios, esencialmente una plataforma de publicidad para monetizar el éxito.

El resultado muchos lo conocemos: Facebook hoy tiene un potencial muy grande en muchos ejes, se está transformando en un especie de web semántica, pero también presenta en su uso un nivel de distracción muy alto, está saturado de información y debemos dedicarle atención a discriminar y filtrar abundante ruido cuando queremos hacer algo sencillo como por ejemplo hallar la info de contacto de alguien.

Nova Spivack propone que estamos a punto de observar algo similar en Twitter. Él no menciona a Facebook pero recuerda lo que pasó con Usenet, e indica que hay dos cosas muy importantes que van a suceder pronto:
  • Adopción masiva (traduzco): "decenas de millones de nuevos usuarios van a inundar el servicio, se va a llenar de consumidores masivos, muchos de los cuales no tienen ni una pista acerca de cómo usar Twitter".
  • Un tutiplén de notificaciones (tradujo Google, yo diría una multitud): "cada servicio de la web va a apurarse a bombear sus notificaciones e invitaciones por Twitter".
Me parece acertado, yo pienso además que esos dos fenómenos ya están ocurriendo, porque de hecho los estoy experimentando.

Pero la genialidad mayor de Spivack viene a continuación, cuando usa como metáfora la banda de radio ciudadana y aborda como ejemplo el sistema que antes utilizaban los taxis en Manhattan. La banda ciudadana y las radios "abiertas" de los taxis se llenaron de ruido cuando se incrementó la cantidad de usuarios, llegando a un punto que tornó la plataforma en algo inusable.

El exceso de mensajes por usuario, el spam de hashtags y @ replies, el uso indiscriminado de 'bots (robots, sistemas que twitean en forma automática) son una tendencia preocupante. ¿Cómo se podría solucionar esto?
  • Quizás la solución es el aprendizaje, posiblemente los usuarios adquirirán habilidades sociales digitales nuevas, que evitarán que Twitter se sature de ruido.
  • Tal vez Twitter mismo deba implementar filtros para detectar y limitar el ruido (algo de eso ya hay con @spam), ya sea por acción humana directa y/o mediante automatización en base a estadísticas en base a parámetros como la relación entre followings y followers, la cantidad y distribución de re-tweets y links.
  • Agregar metadata a los twits que ayuden a mejorar la granularidad, para que el usuario pueda fácilmente determinar lo que le resulta de valor y lo que le resulta ruido (Friendfeed y Jaiku tienen algo de eso).
  • Otra posibilidad es que los usuarios implementemos filtros automáticos por nuestra cuenta, o por internediación de servicios, como ocurre actualmente con soluciones para el bloqueo de publicidad y spam en web y mail.
Mientras tanto, no olvidemos que es un medio interactivo y participativo, no nos obliga a seguir a nadie, y no tiene más que una sencilla funcionalidad básica. A diferencia de Facebook, tenemos prácticamente el control total de lo que Twitter es para cada uno de nosotros, podemos escoger exactamente a quien seguimos, tenemos el poder de unfollow. Al hacer un efectivo following/unfollowing en nuestra cuenta de Twitter, la plataforma persiste como un vínculo valioso que nos hace parte de la supermente, y es precisamente dicho control el que permite que cada uno ejerce como filtro inteligente y haga que haya cada vez más información útil y no cada vez más ruido. Y ese control no solo afecta nuestra propia experiencia, porque según lo que vemos es lo que podemos compartir, por lo tanto -junto con el comentario, los links y los RT, también afectamos la experiencia de quienes nos leen.

Update: hay una conversación relacionada en lo de @mazuniga.
blog comments powered by Disqus