Recortes de Ignacio Rodríguez de Rementería / @micronauta

2010/07/06

BGAN: video streaming desde cualquier parte


Desde que el mundo era joven y la Internet un experimento, vía satélite ha sido sinónimo de grandes eventos y presupuestos. Típicamente, solo empresas periodísticas grandes podían darse el lujo de transmitir en vivo a cualquier hora y desde cualquier lugar. Ahora, todos podemos.

Con la presencia creciente de redes de micro-ondas, fibra terreste y móviles de voz y datos, la exclusividad fue disminuyendo, pero si hace pocos años me hubieran dicho que podría transmitir video desde cualquier parte usando un dispositivo del tamaño de un laptop y de precio accesible no lo habría creído fácilmente.

Cabe recalcar que desde cualquier parte en este caso no es una exageración. No es el "desde cualquier parte" al que estamos acostumbrados con teléfonos móviles, aquí me refiero a un valle desértico o la cima de una montaña cordillerana, a cientos de kilómetros mar adentro o incluso desde un avión en vuelo.

Así que cuando Globalsat Latam me ofreció probar su servicio no me pude resistir.

La ley de Moore llega al cinturón de Clarke*

Gracias a innovaciones en hardware y software de telecomunicaciones, podemos usar una repetidora a más de 35 mil kilómetros de altura para llevar nuestro stream al mundo, y como se trata de tecnología Internet no tenemos que preocuparnos de bajar, alimentar y recodificar la señal.

El procedimiento fue relativamente sencillo y similar al streaming que hoy cualquiera puede hacer usando la 'net y tecnología personal: una cámara, un computador portátil y servicios en la nube como UStream lo hacen posible. El enlace satelital lo hace posible desde cualquier parte.

Probé con una cámara Sony PDX10 en modo 16:9, conectada mediante Firewire a un Apple MacBook Pro con OS X 10.5 y el UStream Producer gratuito. Dicho programa habla directamente con una cuenta de usuario en Ustream.tv, haciendo posible la visualización en tiempo real por parte de una audiencia prácticamente ilimitada. La cámara es multi-sensor y genera imágenes con poco ruido, ideal para streaming con ancho de banda limitado.

Ancho de banda compartido

Para la preconfiguración de calidad mínima usando UStream, se necesita un upstream (subida) de 200 Kbps. El terminal facilitado por Globalsat, un Hughes 9201, soporta hasta 492 Kbps en modo compartido (mis mediciones usando el GIST de Cisco mostraron aprox. 400 Kbps disponibles). Este modo llevó sin problemas el video hacia UStream.

Pude observar el resultado sin cortes desde otro computador conectado a un ADSL con 4 Mbps de bajada (downstream).

Durante la prueba BGAN se comportó mejor que una típica conexión 3G, que si bien tendría mayor ancho de banda potencial y menos latencia, suele tener peor upstream y mayor sobreventa. La red BGAN de Inmarsat incluso en modo compartido parece estar mejor administrada que las redes 3G de uso masivo.

Con el fin de no saturar el enlace satelital me conecté desde otro Mac con ADSL local, donde pude ver la transmisión con un retraso de aproximadamente 90 segundos, normal dado todo el buffering (memoria intermedia) que el streaming utiliza para prevenir cortes.

Ancho de banda asegurado

Inmarstat BGAN también tiene una modalidad asegurada. Sólo probé el servicio de 176 Kbps, que resultó ser insuficiente para UStream pero óptimo para Qik y twitcasting.tv, ambos servicios son de calidad inferior a UStream pero están optimizados para las redes móviles, que presentan latencias y restricciones de ancho de banda similares a los enlaces satelitales.

Si tuviera que contratar para una aplicación de misión crítica con UStream probablemente necesitaría ancho de banda asegurado de 256 Kbps o más.

Lamentablemente el ancho de banda requerido por la versión actual del codificicador de UStream es fijo y no VBR, de manera que bajar la cantidad de cuadros por segundo en la cámara a 8 u 4 no hizo posible bajar de los 200 Kbps.

La interfaz de administración del terminal BGAN, escrita en Java y disponible para Mac y Windows, permite configurar con facilidad el tipo servicio que se quiere utilizar, además provee cierta ayuda para orientar la antena y configurar parámetros del terminal.

Quizás lo más distinto a hacer streaming usando otro tipo de conexión es el proceso de apuntar la antena, relativamente fácil en este caso sabiendo que el satélite a utilizar está hacia el noroeste. Con ayuda de los indicadores visuales de señal que el terminal provee es sencillo ir moviendo la antena hasta que la señal es máxima.

Mi conclusión: el uso de esta tecnología está al alcance de un usuario con algo de conocimiento técnico, pero no hace falta ser ingeniero de la NASA.

Todos podemos, pero...

Si bien para cualquier persona que se puede comprar una cámara semi-pro y un MacBook el terminal BGAN es algo alcanzable (típicamente entre US$ 2k y 3k), tiene que haber un modelo de negocios detrás para poder sustentar el servicio, actualmente unos US$500 para dos horas de transmisión. Para un bloguero, periodista ciudadano, etc., eso no es poco, para un diario migrando a plataformas digitales representa una manera accesible de competir en cobertura con la TV y entregar cobertura instantánea desde lugares donde las redes móviles no tienen alcance, especialmente en casos donde la calidad del video no es prioridad.

Disponibilidad

Hoy el servicio BGAN y varios terminales compatibles con él son comercializados en América Latina por Globalsat Latam, puedes leer más sobre la tecnología en esta entrada sobre BGAN en Wikipedia.

* El "cinturón de Clarke" es el anillo alrededor de la Tierra que corresponde al lugar donde se sitúan satélites para órbitas geoestacioanarias, más info en Wikipedia.

Globalsat me facilitó el equipo y el servicio para hacer esta prueba, soy consultor asociado para la venta de equipos y servicios para el sector de medios de comunicación y escribo en un blog sobre tecnología satelital patrocinado por la compañía.
blog comments powered by Disqus