Recortes de Ignacio Rodríguez de Rementería / @micronauta

2007/10/03

Música e Internet: Las compañías "nativas digitales"


El presente artículo es probablemente el mas largo de esta serie sobre la industria de la música. El anterior abordó el tema del valor. En esta ocasión examinaré algunos servicios que han aparecido en la red, haciendo negocios en este nuevo contexto y aportando valor con sus ofertas de funcionalidades y contenidos.

Las compañías de música "2.0" son aquellas que están buscando nuevas maneras de intermediar entre la música y el auditor.

Mas que un tema relacionado con el costo, los mp3 son mucho mas convenientes, no ocupan espacio, no se rayan ni se desgastan con el uso, no se pierden ni desordenan... los grandes actores de esta industria -fundamentada hasta ahora en la economía de la escasez y el control de la distribución física- se resistiearon prácticamente hasta su muerte, pero ahora están abrazando los formatos digitales porque no les queda otra. Se está terminando la era del control y está iniciándose una donde el negocio está an la gestión de la atención de los usuarios.

El valor del medio físico ha desaparecido, y el valor percibido de la música misma -que legal o ilegamente se puede bajar gratis- se ha hecho casi cero. Entonces, dónde está el valor? Es cosa de ver a Amazon: el valor está en la experiencia de usuario, en el valor agregado previo y posterior a la compraventa. Como melómano valoro -además de la música misma- a quien me aporte gusto, comodidad y confianza; a quién me muestre música nueva y que me guste; a quien me permita descargarla o escuchar fácilmente, ojalá copiable sin restricciones. Las compañías de música "2.0" están implementando productos tangibles, infraestructura, marcas y modelos de negocios que apuntan a esto, a intermediar de una nueva manera.

Algunos ejemplos notables del último tiempo:

  • El iPod Touch y el iPhone:
    Apple califica aquí no por ser una compañía web 2.0, si no porque Steve Jobs ha logrado algo inusitado en la industria, darle de nuevo mas valor un producto de hardware que al software. Estos computadores de mano de Apple, disfrazados de walkman y teléfono, en realidad son un reproductor de QuickTime en hardware. Música, libros de audio, películas... todo lo que se puede incrustar en QuickTime se puede ver en estos aparatitos.

    Si a alguien le preocupa que la memoria de estas cosas sea muy poca, es porque está pensando 1.0. Estos son dispositivos conectados. Ya sea por la red de telefonía móvil o por Wi-Fi, basta con asociar un disco duro compartible o un servicio en línea que tenga nuestras cosas, y el aparato se transforma en un media player con el disco mas grande que se te antoje. Además de radio, tienda de música, diario, teléfono, mapa y en el fondo casi todo lo que uno podría necesitar en términos de información.

    Respecto de la música la idea no es nueva: lo están haciendo Zing, MusicGremlin, Kenwood, Venzero y SoniqCast. Ahora se intenta sumar Microsoft y todos los demás. Pero Apple la lleva por el poder de su marca, la calidad de su software y la relación con iTunes, que tenía hasta agosto 2007 el 70% del mercado de ventas digitales de música en el mundo.

    Una variación de esto será el Slacker, dispositivo similar a un iPod pero con software orientado a podcasts en una modalidad similar a la radio tradicional.

  • Venta digital sin DRM: Amazon:

    Merece una mención especial por el paso que está dando hacia vender música en mp3, con una base donde estamos millones de clientes, ya perfilados de acuerdo a nuestros particulares intereses. Si alguien le puede hacer frente a la dominancia de iTunes, es Amazon. Pero el principal efecto de Amazon no será destronar a Apple, si no expandir tanto hacia su actual base de clientes la venta digital, como atraer a nuevos usuarios que -buscando la versión descargable- podrán acceder también a las ofertas de discos y otros productos.

    Hay otros que juegan en este espacio también: eMusic, CD Baby, Wallmart, 7digital, Rhapsody y...

  • Precio variable: Amiestreet
    En vez de precio fijo o discreto, los mp3 parten de 0$ y van aumentando de precio según la demanda, hasta un máximo de casi US$1 . Esta innovación se suma a un sistema de recomendaciones automáticas en portada y vía mail. De acuerdo a mis preferencias configuradas, voy accediento a contenidos nuevos, a veces antes de que suban de precio!

  • Sitios legales de precio "cero": We7, SpiralFrog, TuneSquare, Qtrax, Lala.com y Ruckus:
    Ofrecen descargas totalmente gratuitas, financiando la operación con publicidad, compitiendo así con redes p2p como Kazaa, Limewire y torrents. En palabras del CEO de Qtrax, se trata de una "mejor versión de gratis". El problema: las descargas no suelen ser en mp3, y no son compatibles con el iPod, salvo en el caso de Lala.com y We7 que se puede usar desde acá. We7 incluye el catálogo de WOMAD, iniciativa fundada por Peter Gabriel, que también es inversionista en We7.

    En una encuesta reciente We7 parece ser el preferido por los usuarios que han probado varios de estos sistemas. Han salido varios sitios así, Magnatune opera en una modalidad de descarga gratuita y pago por uso pero está dirigido mas a licenciar para cine y TV que para un público masivo, mientras que desde el mundo hispano viene Jamendo.

  • Last.fm y otras radios 2.0
    Además de la posibilidad de descargar la música, está la opción también válida de escucharla en línea, tendencia que por excelencia representa Last.fm, sitio que combina la funcionalidad de una sencilla red social con la de una radio en demanda. La potentísima combinación da lugar a un sistema efectivo de recomendaciones, que permite personalizar la "radio" al gusto de cada auditor.

  • La "bibioteca en el cielo": mp3tunes.com / oboe sync:
    Y qué hago con todos estos mp3 que bajo? Dónde los pongo? Esta compañía ofrece para la música lo que Google, Yahoo y Hotmail ofrecen para los mails y Flikr y Picasa ofrecen para las fotos: almacenamiento online de la biblioteca, de manera que no tengo que depender de un compu, PDA o toca-mp3. Basta con una conexión de banda ancha -e incluso una conexión de telefóncia móvil- para acceder a la biblioteca.

Similarmente al caso de los usuarios nativos digitales, estas compañías nacieron 2.0, empoderando a sus clientes sin miedo, cediendo el control porque así se cultuva la confianza y lealtad. Ayer Amazón me vendió discos mas barato que Feria del Disco, hoy me vende mp3 sin DRM aún mas baratos. Ayer Google me dió email de gran capacidad y sin llenarme la pantalla de avisos animados e inútiles, hoy me da un CRM gratis, hosting, un agregador de informaciones. A cambio, Google obtiene mis datos personales para hacerme publicidad personalizada. Un círculo virtuoso de funcionalidad y valor para mi y para los avisadores. Algo similar pasa en Amazon, donde la perfilación me ayuda a hallar la música que quiero y le ayuda a Amazon a que yo le compre mas música. En comparación, Yahoo me manda spam al teléfono móvil, MySpace está tan mal diseñado y lleno de publicidad que es insufrible.

Quizás el lector mas despierto notará que -a pesar de que la tendencia en la economía actual y la masificación de la red es la des-intermediación, he mencionado en este artículo a intermediarios. Tal vez estamos en la re-intermediación, y el paso siguiente sería la des-intermediación. Pues bien, la des-intermediación ya está ocurriendo. Basta ver lo que está haciendo Radiohead, y eso es precisamente lo que trataremos en el próximo artículo sobre la industria de la música. Mismo canal, pronto.
blog comments powered by Disqus