Recortes de Ignacio Rodríguez de Rementería / @micronauta

2007/12/19

Estar preparados para un terremoto


No es una banda de rock. Tampoco una metáfora para la industria discográfica. Me refiero a los de verdad, que destruyen propiedades, causan heridas y muertes. Dada la cantidad de actividad sísmica reciente y al no hallar instructivo en la ONEMI (lo más parecido es un autobombo llamado "Metodología básica para la elaboración de un plan de prevención y respuesta por actividad sísmica"), quise interrumpir la programación habitual para recordar y compartir medidas de precaución.

Tener un plan

Lo primero es tomarse unos minutos en casa, en el lugar de trabajo o en el lugar de estudio para analizar cuáles son los puntos seguros donde refugiarse, las vías de escape y las acciones urgentes. Ello nos ayudará a mantener la calma y hacer lo óptimo en caso de sismo. Se recomienda anotar, comunicar y señalar públicamente dichos lugares y vías, y conversar el plan de emergencia con quienes compartimos el espacio. Es bueno tener en algún lugar visible y/o programados en el teléfono los números para bomberos, ambulancia y policía, acostumbrarse a tener baterías cargadas y pilas frescas, extintores al día y agua fresca guardada.

Acciones urgentes:
  • Cortar llaves de paso de gas, apagar calefactores y cocinas, cigarrilos, velas, etc.

  • Contener a los niños, bebés o personas con problemas cognitivos, para evitar que entren en pánico y se hagan daño.

  • Acceder a los kits de emergencia (ver abajo).

Lugares para resguardarse:
  • Meterse debajo de una mesa puede ser una excelente opción para evitar objetos que caen y gente que entra en pánico, si estamos en un lugar público.

  • Los muros en una escala, en los edificios las zonas mas seguras suelen ser las de evacuación, quedarse allí en vez de salir corriendo a la calle tiende ser más seguro. No olvidar que en nuestro país la construcción prevee sismos y es muy poco probable que un edificio moderno se venga abajo.

  • En vehículo, si tenemos que salir a la calle por la precariedad de una construcción o porque ya estábamos allí, puede ser un buen lugar donde protegersnos de objetos que caen, vidrios, cables de alta tensión, postes, etc., pero hay que apagar el motor.

Tener un kit

Cosas para tener a mano:
  • Uno o más teléfonos móviles. En este sentido, es especialmente interesante contar con un teléfono de prepago, mantenerlo con algo de saldo y la batería cargada, en una compañía distinta que nuestro teléfono principal, si falla una red tenemos la otra. También es interesante tener a mano una radio de dos vías de banda ciudadana, FRS o GMRS, aunque en Chile no hay estandarizados canales de emergencia.

  • Agua, multivitamínicos y alimentos no-perecibles, no solamente pueden servir en caso de que ocurra una emergencia y no haya tiempo de cocinar, también puede salvar vidas en caso de atrapamiento al interior de una construcción derrumbada.

  • Un slibato o alarma personal puede ser sumamente útil también (gracias fgonzale99).

  • Una radio portátil, que ojalá con AM además de FM, para estar informados de lo ocurre, calmarnos respecto de la situación de nuestros seres amados en otras ciudades y recibir instrucciones de emergencia en casos en que sea necesaria una evacuación (maremotos, derrumbes o aludes, inundaciones o incendios masivos).

  • Una linterna, puede sonar obvio pero no lo es. Tener una linterna con pilas frescas es sumamente importante puesto que cuando hay un sismo grande se corta el suministro eléctrico automáticamente.

  • Un radio FRS/GMRS de esos walkie talkie que ahora venden hasta en los supermercados, puede ayudar a comunicarnos con familiares, vecinos y eventualmente incluso equipos de rescate. Naturalmente hay que guardarlo con pilas de larga duración y cambiarlas cada cierto, lo mismo para la radio portátil.
Comunicarnos por vías sencillas

Una vez que ha pasado el movimiento fuerte y estamos seguros, podemos usar Twitter, email o SMS para comunicarnos con los seres queridos, decir que estamos bien. Es preferible NO usar los servicios de telefonía de voz, porque hay gente que los podría necesitar. A diferencia de otros países, en Chile no existen redes de telefonía paralelas para las emergencias. Una cosa es que la emergencia haya terminado para uno, pero puede no haber terminado para otros, y para ellos hay que dejar las líneas disponibles.

Qué más?
blog comments powered by Disqus