Recortes de Ignacio Rodríguez de Rementería / @micronauta

2008/05/26

Homo tecnotronicus responde a australopithecus


Ayer me encontré con un interesante artículo de Jaime Collyer, que define con 14 rasgos a quienes usamos estas tecnologías de comunicación, Entre los rasgos, Jaime menciona que somos adictos, des-ideologizados, soberbios, reacios al contacto directo y otra sarta de prejuicios que me motivaron a responder inmediatamente.

Pero además de la extensa respuesta que deposité en el sitio en cuestión, me gustaría complementar con una lista de links para llevar al lector -y al mismo Jaime, si es que se da el tiempo- a ver que muchos no respondemos al modelo aquel.

En ningún orden en particular (fe en el caos): Christian F. Leal, Darcy Vergara, Gonzalo Maza, Usando.info (Juan Carlos Camus), El Mundo Sigue Ahí (Roberto Arancibia), Paulo Saavedra, Paloma Baytelman, Pedro Huichalaf, Montserrat Nicolás, Miguel Paz, Manuel Contreras, Catherine Cárcamo, Claudio Gutiérrez, Carola Carrizo, Luis Ramírez, Webprendedor (Nicolás Orellana), Nelson Rodríguez y un montón más, que a menudo leo y recomiendo por Twitter.

Creo que cada una de esas direcciones, cada una a su manera, desmiente los prejuicios de Jaime.

12 talkbacks:

Francotirador dijo...

Agradeciendo la mención sólo tengo un comentario...

¿Y quién es ese weón?

(En serio)

@micronauta dijo...

Según la entrada en Wikipedia castellana: "Jaime Collyer (Santiago de Chile 1965) psicólogo y escritor, ha sido calificado como una de las figuras más importantes de lo que se define como 'nueva narrativa chilena en los años noventa'".

La entrada en Wikipedia tiene toda la cara de ser una autoentrevista, lo que no dejaría de ser un despersonalizado talento casi cortazariano. Casi.

Francotirador dijo...

Interesante.

Never heard of him.

@micronauta dijo...

... and perhaps never will again. Yo sólo supe de su existencia por una conocida en común. O sea amiga mía, conocida de él.

Anónimo dijo...

¿No conocían a Collyer? Geeks tenían que ser. ¡Diletantes y fragmentarios!

Francotirador dijo...

Él tampoco nos conoce. Estamos a mano.

Anónimo dijo...

Yo sí ubicaba de nombre a Collyer, creo haber leído algún texto alguna vez...
pero lamentablemente, como todos los escritores que llegan arriba, se les olvida la humildad que tenían cuando estaban abajo. No digo que esto pase sólo con los escritores, pasa en todas las áreas, profesiones y especialidades. Es una enfermedad que les da producto de la altura en que se encuentran, dicen que por falta de oxígeno.

Montserrat Nicolás dijo...

me encanta cuando me enlazas...
mauck.

Juan Emar dijo...

Ignacio: pese a que estoy de acuerdo con varios de los nombres que linkeas como contraejemplos de lo postulado por Collyer, valdría la pena detenerse un poco en pensar qué tan anecdóticos son estos casos de Bloggeros.

Es decir, la excepción hace la regla.

Y no sé, en mi opinión (y asumiendo la gran paradoja-ilustración que implica "conversarlo" de esta forma), creo que lo planteado por el escritor no deja de encontrar reflejos...y hartos.
En blogs, fotologs (mucho), facebook, y Twitter.

La verdad de las cosas es que hay muchos casos en que la virtualidad disuelve la realidad, y que las cientos de iniciativas que se pueden clickear en Facebook (por ejemplo) no siempre tienen un correlato de "salir a la calle", o hacer realmente algo.
¿Has leído este artículo?
http://www.guardian.co.uk/technology/2008/jan/14/facebook
(perdona la poca fineza, pero olvidé como linkear en comentarios).
Es bastante elocuente en como puede haber un proyecto ideológico (neoconservador) tras la virtualidad.

Ejemplo criollo: Chile primero. Toda la tropa florista -bastante geek por lo demás- no ha logrado salir de los posts, links y banners para juntar las firmas y constituir legalmente el partido.

Tiendo a creerle a Marcuse, y creo que la tecnología no es ideológicamente neutra. Tiene una inercia, que se puede doblegar, pero inercia al fin.
Nada peor que pensar en una neutralidad tecnocrática-tecnológica, o no ser capaz de ver el lado B de las "herramientas" tecnológicas-web.

En fin, agradezco el "espacio", y ruego disculpes la extensión.

Dejo una última reflexión: ¿Por qué no correlacionar la alta penetración tecnológica-web en este país (desde acceso a internet a cantidad de personas con Facebook, fotolog, o blogs) con la bajísima participación ciudadana y la debilidad de nuestra sociedad civil?
¿No estaremos virtualizando demasiado lo que debiera estar en la calle?

Y sí. Caigo en el juego. De la virtualidad (como evidencio en este medio) y en el de generalizar...ojalá no sean sólo excepciones.
Pero en la condición de "optimista" no me incluyo.

Muchos saludos

Penelope Glamour dijo...

Querido i.
Un honor estar entre la gente linkeada.
Los comentarios los hice con Lentejaman y creo que te los mencioné.
Me parece q el texto original fue de una provicación casi estudiada y así me parece poco honesto jugar. Por otra parte, estaba muy bien escrito, gratamente argumentado, pero a veces eso no basta.
En fin, whateva.
Un beso para ti

@micronauta dijo...

Gracias! Excelente el artículo en The Guardia: With Friends Like These...

Ciertamente que en los dichos de Jaime, si quitamos el prejuicio de por medio, hay cosas rescatables.

Se pierden incontables horas-hombre, que mejor serían dedicadas a hacer comunidad real, a construir felicidad, por gente dedicada a discutir si el enchufe de audio del iPhone 2.0 está arriba o al lado.

También perdemos todos un montón de tiempo examinando las bandejas de entrada, tratando de descriminar entre los mensajes persona-a-persona y la publicidad, y de ello no está excento Facebook.

Pero debo decir que estoy contento con la conversación que ha surgido tanto aquí como allá, particularmente en la reacción de Collyer, donde se refleja un interesante cambio de tono -como muy bien dijo @curvaspoliticas- y además un maravilloso llamado al orden de @jccamus que yo no tildaría como conciliador si no más bien como una cariñosa invitación llena de generosidad, algo que yo también tenía en mente pero que no logré expresar con la misma claridad que Camus.

Espeso dijo...

Muchas gracias por el link!

Publicar un comentario