Recortes de Ignacio Rodríguez de Rementería / @micronauta

2008/01/29

Cartas al lector


Por Catherine Cárcamo

Sr. Lector:
Soy periodista de profesión, eso porque estudié en una universidad. Ahí me enseñaron la estructura que debía tener una noticia y aprendí casi de memoria el valor de un hecho para que fuera considerado relevante e imprimible. Sí, en ese tiempo (no hace mucho) los medios digitales no se habían masificado lo suficiente.

Nunca me gustaron los manuales de estilo que me enseñaban a ser periodista. Todos trataban al aprendiz de reportero como un tonto que debía ocultar al máximo su retraso mental y su poco sentido de humanidad.

Pero como no todo es malo, también aprendí cosas buenas que curiosamente nunca me preguntaron y que tampoco tuve que memorizar: en el proceso me enamoré de las mentes libres, esas que van contra la corriente, que son creativas, críticas, que no tienen miedo de romper con la enseñanza. Esas mentes que cargan quienes saben respirar.

Así salí a la calle y grabadora en mano me encontré con lágrimas de rabia y desencanto. Con personas que agradecían ser escuchada por un "periodista" como quien podía tocar el cielo. Pero había un problema, ellos no eran lo que me habían enseñado a buscar. "No eran imprimibles".

Al poco tiempo descubrí un nuevo soporte de comunicación: internet. Que en su etapa actual se sostiene sobre la idea de la libre publicación y circulación de información. El valor de la noticia parece irse a la basura lentamente. Por fin los "no imprimibles" pueden ser escuchados, mirados y leídos.

Pareciera que la historia evoluciona hacia un final feliz, sin embargo siguen tan vigentes como antes, los manuales de estilo, esos que encierran y persiguen al aprendiz de escritor. Ya no es necesario ocultar en extrañas estructuras de redacción la ingenuidad y el poco conocimiento. Un buen periodista va interesar siempre, aunque escriba lejos o cerca de la pirámide invertida. Aunque lleve o no el apellido o subtítulo de ser "digital", un escritor real tiene ideas no desechables. Es algo así como un buen músico, un compositor que juega a armar una melodía.

Sabemos lo poco útiles que son las estructuras periodísticas- que buscan acortar los tiempos de lectura- cuando circula tanta información replicada. Lo importante ahora son las ideas creativas y con sustento. Por eso digo NO A LA PIRATERÍA DE LAS IDEAS. Más tiempo perdemos encontrándonos con una misma información 10 veces que leyendo una buena e inteligente pluma con redacción "poco digital".

¿La redacción digital es acaso algo diferente a saber transmitir correctamente cualquier idea? ¿importa acaso el modo como esto se logra?

Cada vez me apego mas a las letras. Me agrada encontrar mentes brillantes, que no juegan a ser el escritor que cierto día ganó por milagro un concurso literario y que al año siguiente utilizando la misma fórmula, lo volvió a ganar, y al siguiente también.

Me gusta sorprenderme con la redacción y el estilo que cada uno lleva impregnado en su ADN.

Por eso Sr. Lector, periodista de profesión, oficio o convicción, lo invito a ser libre, a escribir según la estructura que usted desee, nos interesa conocerlo así. Con sus acentos y planicies. No importa si pronuncia mal ciertas palabras, ya sabemos de uno que sufría de ese horrible defecto.

Mi profesión no se enseña en la universidad, es una ciencia social, está en la calle, sí, en ese lugar donde ocurren las cosas más irreales, menos estructuradas, subtituladas y menos destacadas que pueda usted imaginar.

Catheryn Cárcamo, 26 años.
periodista licenciada en COMUNICACIÓN SOCIAL

7 talkbacks:

Anónimo dijo...

Me llegó a la guata esta "Carta al lector". Es tan simple ser periodista y repetirlo todo. Es tan fome tener que estar explicando a muchos el por qué no te gusta estar colgando de un micrófono como tus "colegas", siguiendo pirámides, cuadrados y doblevés que no logras asimilar porque sabes que no tienen sentido.
Si bien ahora estoy un poco metida en esto, creo que sigo confiando, creyendo, sintiendo que la forma de hacer periodismo es otra.
Sabes tan bien como yo, que aprendí más arriba de un botecito perdida en medio del mar austral, entrevistando a quienes aún creían en el Trauco que siguiendo a estos (los de ahora) que con una alfombra roja y unos cuantos flash se creen la muerte.
Agradecí que los ingenuos estudiantes de periodismo disminuyeran este año, pero me da pena ver la forma en que trabajan los medios, tradicionales y no, digitales y no.
Muchos de ellos guiados por ese deseo de ser portada, de ser titular en el mercurio del domingo.
Sigo creyendo en los que "no eran imprimibles" porque siento que es ahí donde debemos estar.
Y no me vengan con el sentido social de la noticia. Desgraciadamente, cada día lo "social" dejó de serlo.
Cariños,

Andrea

Sra. Chayo dijo...

No sabía que publicaba otra persona ahora en este sitio. Pero me parece ESTUPENDO tu artículo. Me dió gusto leerlo. Y si, creo que basta de que los periodistas (con y de cartón) dejen de jugar a ser periodistas. El oficio del periodismo no es una carrera académica -con campo de investigación propio y esencial- es práctica profesional.

Saludos

Andrea Ocampo

Editora de Indie.cl (enfermo de hostingtitis)
Filosofia y Letras UC.

Catheryn Cárcamo S. dijo...

Andreas, ciertamente la forma de hacer periodismo es otra a la que nos tienen acostumbrados. Es que la forma se amarra inevitablemente a los contenidos que queremos presentar. "¿estilo mercurial?": sabemos que se trata de mucho más que la ubicación de negrillas o cursivas. Conocemos bien la carga de esas inocentes reglas.

Esperemos que en el ámbito digital no nos amarremos a nosotros mismos.
Saludos y gracias por los comentarios.

@micronauta dijo...

Wow, qué linda la sensación de que yo no le pedí a @caterine que escribiera esto, pero que me gustaría habérselo pedido :-)

Fran dijo...

Excelente artículo Caterine. De verdad, el periodismo y el periodista el último tiempo se han prostituído un poco. La raja que queden algunos que piensan como tú.

Saludos.
www.franciscaulloa.com

Anónimo dijo...

Leyendo el post me preguntaba qué tipo de copia.
Creo que hay dos dimensiones de copia (no sé si una de ellas debiera llamarse copia, pero creo que es preciso aclararlo porque hay personas que lo llaman así sin entender el espíritu del compatir).
Hay una copia vulgar que es la que se hace generalmente de los medios tradicionales, la misma que se hacen entre ellos y que nos perder el interés de información en ellos, pensamos que al final todos dicen lo mismo, aunque el sesgo sea diferente, al final es la misma cosa.
La otra copia, es como tu misma decía esa de difundir, la de transmitir, la de compartir, que en su espíritu no es copia bruta, sino que esa a la que se agrega parte del mismo conocimiento de quien la reporduce, esa que crea más conocimiento, más valor.

Me parece claro lo que te pasa, qué lata las normas sobre lo que en esencia es un espacio de libertad, me parece que las personas que por naturaleza o necesidad quieren comunicar lo hacen igual, independiente del formato, del medio, de lo que sea, ¿o no?

Mariely Mardones dijo...

Qué sensación más exquisita me llega al leer tus palabras. Logras que pare de hacer lo que hago, que baje la radio y que me ponga los lentes que casi no uso. Me haces pensar en lo que somos, en lo que fuimos y en las ansias que siempre hemos tenido de contar lo que nos pasa y de leer a quienes se cruzan en nuestros caminos. Adoro la posibilidad de sacar historias de nuestras guatas. De ser simples, jugar con las formas, colores y sonidos, de unir realidades, de generar redes en conformidad de algo; de un nexo que nos entrelaza.

Añoro a los creativos, no me gustan los estilos "matematicanizados". Me gusta sentir la pluma mientras deambula por algún pasaje y se encuentra con al voz de un sujeto que quiere decirnos algo. No me gusta el jugar a ser "objetivos", qué chucha es eso, dónde sale y quién lo dirige. Somos libres, nos gusta contar historias y si a eso le sumamos la integración de todos, vamos a terminar derribando a los típicos formatos tradicionales. Ese sueño tarde o temprano se hará realidad.

Visítanos, esperamos ser algo de lo que tú y todos queremos.

www.chilensi.cl

Publicar un comentario