Recortes de Ignacio Rodríguez de Rementería / @micronauta

2008/01/09

Los sellos discográficos están pagando su falta de audacia


Insiprado en lo que escribió @caterine acerca de Internet y el miedo a perder el poder, me surgió la idea de que a los medios periodísticos tradicionales les está pasando algo bastante similar a lo que le pasó a las sellos discográficos.

La diferencia es que las empresas informativas -especialmente los diarios- han sabido adaptarse mejor, volcando su oferta de contenidos a la 'net y financiándose con publicidad.

Mientras Sony hace el ridículo vendiendo tarjetas en tiendas para que la gente descargue mp3, los medios escritos masivos que intentaron cobrar por contenidos ya están abandonado la idea y abriendo sus sitios web a la gratuidad.

En contraste con los diarios, los sellos discográficos han tardado demasiado en darse cuenta, aún están tratando de sacarle toda la leche a la vaca y en el proceso los internautas han aprendido a compartir la música con redes p2p.

Es precisamente el miedo del que habla Manuel Castells lo que llevó a la industria de la música al lamentable estado en el que está hoy. Estarán a tiempo los grandes sellos de cambiar totalmente su modelo y ofrecer música gratis por publicidad? Quizás si, quizás no. Pero ya hay sellos pequeños como RCRD LBL que lo están haciendo, y hay artistas y sellos que están apostando por el modelo de las donaciones voluntarias.

Los diarios no han tenido que llegar a pedir donaciones voluntarias, porque han tenido menos miedo, y han experimentado el modelo publicitario que hoy les está dando frutos.

Quizás los efectos más notables de la 'net no sean sobre la industria noticiosa ni sobre la industria del entretenimiento, si no sobre la política. Quienes hoy ejercen poder político tienen toda la razón en estar asustados.

1 talkbacks:

Catheryn Cárcamo S. dijo...

Se me ocurre que esta lenta reacción de las discográficas v/s la premura con que actúan los medios tiene que ver con la naturaleza de sus productos.
Los medios de comunicación siempre se han valorado como una vía para mantener o ganar el poder político social a partir de su influencia sobre la opinión pública. La derivación de los medios de información a nuevos soportes tecnológicos, los vuelven dependientes de toda la ciudadanía, ciertamente esto es una amenaza para quienes tienen el poder. La reacción fue rápida. El modo como las elite del poder están ejerciendo esta defensa, es harina de otro costal. En política lo importante siempre son los monitoreos y las re/acciones oportunas.
Creo que los productos discográficos, pertenecientes más bien a las industrias culturales, tienen que ver con el poder económico. El que siempre se ha pensado, actúa con regularidad según las leyes del mercado (también llamada “la mano invisible”). Según esta premisa, no es necesario ejercer mayor influencia para que las cosas se mantengan en “su justo equilibrio”. Como se puede ver, esta sobrevaloración en la economía mundial globalizada, también está siendo destruida por las influencias y usos de internet.

Publicar un comentario