Recortes de Ignacio Rodríguez de Rementería / @micronauta

2008/02/25

Ataque de Pakistán a YouTube fue totalmente inaceptable.


No lo digo porque sea Pakistán ni YouTube, sería igual de inaceptable que el gobierno de EEUU ordene a AT&T atacar a ekhlaas.org. Acciones así atentan contra todo lo qu la Internet repsenta.

El popular servicio para ver y compartir videos, estuvo caído alrededor del mediodía del domingo, al ser atacado desde Pakistán.

Al parecer, el gobierno paquistaní encontró contenido, que juzgó ofensivo al Islam y ordenó a Pakistán Telecom atacar al sitio. Según OpenDNS, Youtube.com se habría caído porque Pakistán Telecom "probablemente por accidente" secuestró su espacio de direcciones IP, efectivamente borrando a YouTube del mapa durante un rato.

Me llama la atención la liviandad con la cual los medios han abordado el tema. Una cosa es que un grupo aislado ataque a un sitio para jactarse de su experticia técnica, pero otra muy diferente es que un estado ataque un servicio que usan millones de personas.

Podrán afirmar que fue accidental, pero incluso ante el improbable caso de que así sea, el ruteo se ha revelado como una capa crítica de la red, que puede ser vulnerada con mucha facilidad desde casi cualquier ISP.

YouTube informó que está tomando medidas para evitar ser vulnerable a ataques similares.

No me quedo tranquilo con que la empresa reorganice sus clusters. Estamos ante un vacío legal y político notable, un estado ha atentado no sólo contra la tecnología si no contra la ideología de la internet.

Si yo fuera el IANA, pondría a Pakistán y sus proveedores en condicional. Otro chiste así y les quitaría sus direcciones IP y los sacaría del DNS. Esto no puede volver a ocurrir.

El problema es que no se si el IANA tiene la facultad legal de ejercer ese tipo de poder. Dónde está Claudio Ruíz cuando lo necesitamos?
blog comments powered by Disqus