Recortes de Ignacio Rodríguez de Rementería / @micronauta

2008/03/23

Radio 2.0 (parte 1): broadcasting como complemento de la 'net


De todos los cambios generado por la 'net en los medios masivos, quizás el efecto menos claro es en el ámbito radial.

La radio tiene características únicas que hacen distinto su camino hacia el nuevo paisaje que otros medios. Quizás en vez de ser complejo y revolucionario, sea sencillo y tenga que ver más con su identidad de orígen.

Veamos como ejemplo comparativo el caso de los los diarios, organizaciones que tienen personal que genera contenido original, su producto estrella es la cobertura de noticias contigentes. Si ese contenido es leído en papel, o en pantallas grandes o pequeñas, da igual. Si es distribuido por RSS, incluso si es convertido a braile o audio, no hay un cambio demasiado grande, el diario sigue similar a su tradición, sacando provecho de su marca sobre nuevos soportes, a nuevas velocidades, con más segmentación, etc. y de esa manera incluso partiicpando de nuevos negocios.

El problema con la radio es que su producto estrella durante décadas ha sido la música, complementada con noticias y programas de conversación. Salvo excepciones, la música ha sido una proporción mayoritaria de su programación y el estilo musical ha sido lo que diferencia una radio de otra. Entonces vino la 'net y lo cambió todo, la industria de la música ya no es lo que era antes, y el negocio de la radio tampoco, porque ya no hay escasez de música.

A diferencia de las noticias contingentes, la música no se hace obsoleta de un día para otro, los usuarios vamosllenando -por medios legales o no- nuestros discos duros o memorias flash con la música que copiamos de nuestras bibliotecas y las de amigos, creamos así nuestra propia "radio", ya sea con playlists en modo offline, o con servicios como Last.fm cuando estamos online.

¿Cómo puede la radio competir exitosamente en este contexto? Algunas ideas:

  • De cajón: la música ya no puede ser el producto.
    Proyectos como La Perla del Dial, que con las mejores intenciones se declara 100% chilena con su playlist de 24 horas, no podrá ser sustentable a menos que incorpore otros contenidos, quizás noticias locales, quizás información en detalle relacionada con la música, pero la música por si sola no es suficiente.

  • Las noticias globales tampoco.
    No sólo porque nadie puede competir con BBC, CNN, etc., si no porque con un par de clicks las informaciones están al alcance de muchos auditores, de manera personalizada y veloz, y no sólo de parte de dos o tres medios locales, si no de cientos de medios diversos, independientes, incluso desde las mismas fuentes.

  • Diferenciación.
    En vez de tratar de tener de todo en noticias y de todo en música, la radio tendría que ubicarse en un determinado nicho y asociar su marca a ser la mejor autoridad y filtro para ese nicho.

  • Filtro de tiempo real.
    La abundancia de información es imposible de navegar para muchos auditores. Existe la oportunidad de ser el filtro, de reducir las noticas a lo más importante y guiar de esa forma a la comunidad con su pauta. ¿Política, farándula, deportes, salud? No importa, pero escoger algo y concentrarse en ello.

Aún tenemos broadcasting, compañeros

Si bien hace más de una década existe tecnología de transmisión de audio en tiempo real via Internet, la naturaleza uno-a-uno y la ausencia de implementaciones estándar de multicast hacen que la Internet no escale bien y de manera costo-efectiva para millones o incluso para tan sólo miles de usuarios simultáneos.

En nuestro país, una buena audiencia vía net es de 300 usuarios simultáneos, es nada comparado con una buena audiencia de broadcasting, incluso en este mercado pequeño. Quienes poseen hoy licencias de transmisión en las bandas comerciales de FM e incluso de AM aún tienen una vía directa, inmediata, portátil, y de bajo costo con miles y hasta millones de usuarios.

El auditor dejará algo de atención puesta en la radio si la radio le entrega el nicho por excelencia: el de lo local, de la última hora. En este sentido, la radio mantiene la facultad de marcar pauta, al ser un foco de atención comunitario, un "lugar" social desde el cual se puede vinvular el interés hacia contenidos específicos, es allí donde se puede cerrar el círculo: la radio puede hacer lo que los diarios no pueden: destacar de inmediato y en forma continua lo más reciente y lo más importante, y vincular a ello, y sea que se trate de contenidos propios o de terceros.

Hasta aquí he tratado a la radio como un medio de broadcastng, no he profundizado en la radio vía Internet y en la transformación que la nueva tecnología puede traer a un medio. Pronto continuaré mis divagaciones sobre el tema. Mismo canal, nadie sabe a qué hora. Hasta pronto.
blog comments powered by Disqus